Blog

“Con orden y tiempo se encuentra el secreto de hacerlo todo, y de hacerlo bien.” 

Pitágoras

 

Dentro de una fábrica en la que se manejan diversos tipos de herramientas es fundamental que los espacios de trabajo estén organizados y libres de peligro para que las labores puedan ser realizadas de forma más eficiente y sin riesgo de accidentes. 

mobiliario industrial

El desorden y la desorganización son causa de pérdida de control y en lo referente a la gestión de herramientas pueden ocasionar lo siguiente:

Pérdida de visión general del inventario en tiempo real

Si lo que hay es un armario general para el almacenamiento de herramientas, generalmente con muy escaso trabajo de clasificación, esto impide conocer o realizar cualquier tipo de estudio estadístico de consumos y dificulta la definición correcta de stocks mínimos.  

Falta de herramienta

Puede suceder que se necesite determinada herramienta para cierto trabajo y no queden unidades disponibles. Este es el problema principal y  más visible de la falta de organización y clasificación adecuadas de los stocks de herramientas.  Los costos directos asociados son los tiempos de máquina perdidos, la detención de la producción y la reprogramación.

Pedidos de urgencia 

Ante un problema de falta de herramientas, los pedidos se deben realizar de manera urgente, lo que en algunos casos supone costos superiores a los normales y escaso margen de negociación con proveedores. 

Descarga el eBook gratuito Un nuevo concepto de mobiliario industrial y conoce las ventajas de contar con mobiliario industrial GARANT GridLine, innovación que se adaptará a tus necesidades con la máxima eficiencia y calidad.

ebook mobiliario industrial

Falta de estandarización

Al no contar con un stock estándar de herramientas controladas, se pueden generar dudas acerca de cuál emplear ante un alto número de referencias similares. Además, se pierde mucho tiempo al no encontrar fácilmente la necesaria. 

Programación “sobre la marcha” 

Este es uno de los principales problemas derivados de una rotura de stock. Si, por ejemplo, se requiere producir una pieza con urgencia, no se puede posponer su fabricación hasta que haya una herramienta disponible, por lo que se deben dedicar recursos de programación para adaptar la fabricación a alguna otra que pueda realizar un trabajo similar. Además del tiempo y recursos destinados a esta reprogramación, hay que tener en cuenta que generalmente será menos eficiente el mecanizado que el programado originalmente. 

Por todo lo anterior, contar con el mobiliario industrial adecuado para almacenar, clasificar y gestionar las herramientas contribuye de manera importante a la solución de estos problemas por las siguientes razones: 

  • Permite obtener claridad y orden al evitar confusiones y mezclas.
  • Reduce el estrés con menos “buscar” y más “encontrar”. 
  • Fomenta rutinas de trabajo basadas en  la disciplina.
  • Evita pérdidas de tiempo y retrabajo. 
  • Aumenta la reproducibilidad de los procesos. 
  • Minimiza periodos de inactividad.
  • Promueve la seguridad y la prevención de accidentes de trabajo. 

A final de cuentas, un puesto de trabajo ordenado y funcional fomenta el rendimiento y la motivación  de los empleados.